Misiones

Buscan que la soberanía alimentaria sea realidad

Marta Ferreira. Está al frente de la Secretaría de Agricultura Familiar e impulsa el autoabastecimiento. Desde sus inicios, el organismo sostiene algunos principios rectores, entre los que se destacan objetivos de máxima como el de apuntar a la “Soberanía  Alimentaria” o lograr el “autoabatecimiento”. En ECO&AGRO, la ministra secretaria de Agricultura Familiar, Marta Ferreira, explica […]

Marta Ferreira. Está al frente de la Secretaría de Agricultura Familiar e impulsa el autoabastecimiento.

90aa8e2557fe2b901c4b880d2955f70f90aa8e2557fe2b901c4b880d2955f70fDesde sus inicios, el organismo sostiene algunos principios rectores, entre los que se destacan objetivos de máxima como el de apuntar a la “Soberanía  Alimentaria” o lograr el “autoabatecimiento”. En ECO&AGRO, la ministra secretaria de Agricultura Familiar, Marta Ferreira, explica de qué se trata:

 
“La ley VIII-69 dice en su artículo 1: ‘Adóptase como modelo de desarrollo productivo, económico, social y ambiental a la agricultura familiar en toda su diversidad, la que es sujeto prioritario de las políticas y acciones que se ejecutan desde las diferentes áreas del gobierno provincial’.
 
“Que Misiones adopte como Modelo de Desarrollo Productivo, Económico, Social y Ambiental a la Agricultura Familiar en estos tiempos, ¡vaya que es importante!  Y más importante aún porque es producto de años de trabajo coherente de este Proyecto Misionerista que avanza paso a paso”, explicó Ferreira. 
 
“Hoy, desde este Ministerio tenemos la misión  de hacer realidad lo que describe la ley, y que es lo que los pequeños agricultores esperan. El reto de la Soberanía Alimentaria viene para los misioneros desde el año 2007 y se complementa con lo que sostiene otro texto de Ley que tenemos como responsabilidad de llevar a la práctica y es la Ley III-10 de Ferias Francas y Mercados Concentradores que expresa el fin último de la agricultura familiar en nuestra provincia, que es el de “lograr el autoabastecimiento”.
 
¿Qué debemos entender cuando escuchamos hablar de “Soberanía Alimentaria”?
 
“La soberanía alimentaria es el derecho de los pueblos a consumir alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles; producidos de forma sostenible y ecológica y al mismo tiempo el derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de los mercados y de las empresas. Defiende los intereses e incluye a las futuras generaciones. La soberanía alimentaria da prioridad a las economías locales y a los mercados locales y nacionales; otorga el poder a los agricultores familiares y coloca la producción alimentaria, la distribución y el consumo sobre la base de la sostenibilidad medioambiental, social y económica. La soberanía alimentaria promueve el comercio transparente, que garantiza ingresos dignos para todos los pueblos, y los derechos de los consumidores para controlar su propia alimentación y nutrición”. 
 
¿De dónde procede el concepto de soberanía alimentaria?
 
“El concepto de soberanía alimentaria fue desarrollado por Vía Campesina y llevado al debate público con ocasión de la Cumbre Mundial de la Alimentación en 1996, y ofrece una alternativa a las políticas neoliberales. Desde entonces, dicho concepto se ha convertido en un tema mayor del debate agrario internacional, inclusive en el seno de las instancias de las Naciones Unidas”.
 
“La Soberanía Alimentaria incluye a los consumidores y debemos promoverla y hacerla realidad entre todos; ya que todos coincidimos que queremos vivir más tiempo, el mayor tiempo posible y sabemos que la calidad alimentaria es fundamental. Los alimentos de las grandes cadenas, en muchos casos terminan siendo pseudoalimentos, comemos pero no nos nutrimos y los alimentos producidos por los agricultores familiares tienen la gran ventaja de que sabemos quién lo produce, podemos conocer sus rostros y sus chacras, sabemos cómo produce y además permite que la economía local se mueva”.