Misiones

“Buscamos generar el cambio hacia la autosustentabilidad desde los niños”

Con la mirada puesta en el cambio de paradigma hacia una cultura verde, desde la Secretaría de Agricultura Familiar de la Provincia trabajan en la conformación de espacios de intercambio productivo y aprendizaje. Por eso, se abocan principalmente a las huertas escolares y a las ferias francas en las distintas localidades. Marta Ferreira, titular del […]

Con la mirada puesta en el cambio de paradigma hacia una cultura verde, desde la Secretaría de Agricultura Familiar de la Provincia trabajan en la conformación de espacios de intercambio productivo y aprendizaje.
Por eso, se abocan principalmente a las huertas escolares y a las ferias francas en las distintas localidades.
Marta Ferreira, titular del ente, explicó el trabajo que se viene llevando a cabo para lograr una Misiones autosustentable, con alimentos saludables y que aporten al mercado local.
En una entrevista con El Territorio mostró la importancia de revalorizar la figura del agricultor y contó el sueño que aún persiste de que cada plaza de la provincia sea un lugar en el cual se comercialicen productos regionales.

¿Cómo se está trabajando con las huertas en Misiones?
A nivel nacional miran mucho a Misiones por el impacto que están teniendo las huertas. El año pasado habíamos hecho en total junto con Educación 300 huertas escolares en toda la provincia, e hicimos el primer foro de niños, niñas y adolescentes para que cuenten sus experiencias y fue muy lindo.
Uno se queda con la boca abierta cuando los chicos te cuentan cómo se prepara el suelo para la huerta. Ellos conocen muchísimo, cómo sembrar, cómo usar lo sembrado. Había una escuela que no tenía mucho espacio y plantó pocas verduritas, pero con esas verduras después hicieron sopa para los chicos.
Después otro cambio que comienza también es la incorporación de las verduras a la dieta alimentaria de los chicos y trasladar la dieta de la escuela a su casa. Así que es fundamental el trabajo que se hace con Educación, porque allí se da el cambio sustancial hacia la autosustentabilidad.

¿Lograr el autoabastecimiento es el objetivo?
Sí, la Ley VI N° 210 (ver La ley que prevé…) se sancionó el año pasado para que todas las escuelas tengan una huerta. Además, señala que no sólo el nivel primario, sino también secundario de gestión pública y privada, deben tener sus huertas.
Debe ser como recurso pedagógico, no aislada, sino trabajada por los chicos y el docente, con el contenido de las materias. Es un gran cambio y va a ayudar muchísimo al autoabastecimiento.

En cuanto a los agricultores familiares, ¿también se buscan cambios?
Sí, y también desde los chicos, porque otra cosa que se buscaba era que los niños, niñas y adolescentes valoren la figura del agricultor. Para muchos chicos de la ciudad la experiencia en huerta habrá sido terriblemente novedosa.
Pasa que chicos que vienen a la ciudad a estudiar y vienen de la colonia tienen mucha timidez, hay historias, testimonios de que no querían hablar.
Esto de ayudar al niño a que revalorice la figura del agricultor es importante, también ayuda la experiencia de las ferias en la ciudad. Cuando hacemos eventos en las plazas, los colegios cercanos nos piden que hagamos más veces, que traigamos animales, para que los chicos de las escuelas puedan tomar contacto porque hay muchos que no tienen la posibilidad de hacerlo.

¿Ya se nota esa diferencia en comparación con años anteriores?
No digo que no haya sido pensado, pero hoy es normal ver el encuentro entre el campo y la ciudad, es tan normal ver en Posadas a los feriantes, porque también eso pasaba, antes los agricultores de campo adentro no venían a la capital, y ahora sí, ayudó muchísimo a eso.

¿Cómo se está trabajando con las ferias?
Bien, tratando de mejorar mucho. Yo les digo que la feria está por cumplir 25 años y por eso en los eventos en las plazas buscamos pegar el salto de calidad. Hacemos preinscripciones y verificamos las producciones que vienen.
En el evento que hicimos en la plaza de la soberanía sólo podían venir aquellos que hayan hecho el curso de manipulación de alimentos, que hayan registrado sus productos, para ir pegando ese salto y para que realmente lo que compremos sean productos de chacra y no que compran en el camino, que es lo que estaba pasando mucho en Posadas.
Ese no es el espíritu de la feria y le estamos mintiendo al comprador, al Estado que invierte dinero para que se produzca, y a la vez ese agricultor le está quitando espacio al otro que realmente produce y no puede venir. No es fácil la organización.

¿El problema más grande de los agricultores sigue siendo la comercialización?
En esta oportunidad vino una señora de 25 de Mayo que era la primera vez que venía a Posadas a vender. Nosotros tenemos que estar allí como lazarillos para ayudarle a vender.
Son espacios también de formación, aprendizaje. Todo es parte de la mirada política del proyecto. Carlos Rovira lo vio en los inicios y autorizó a la primera feria en Posadas que fue la de Villa Cabello. Y después las definiciones políticas que se fueron dando señalan que el sector agropecuario es importante para este proyecto.

¿Cómo se trabaja el mercado?
Yo soy muy localista. Buscamos que los productos estén acá. Porque compramos cosas de afuera. Eso pasa con la banana de Almafuerte, que mandan productos a Mendoza, Río Negro y nosotros comemos las bananas de Ecuador, o Brasil.
Bueno, ahí estamos trabajando en poner la marca, identificación e instalar en el mercado. Así que hay un mundo de trabajo por hacer, sobre todo en el agregado de valor, insistir con las huertas. Y ojalá algún día los comedores escolares puedan sostenerse con su propia producción.

¿La gente está volviendo a lo natural?
Sí, gracias a la información que tenemos casi todos, creo que hoy tenemos consumidores más informados y más preguntones. Quieren saber cuando compran algo si es de la chacra, si tiene químicos.
Me enteré hace poco que el queso que compramos en el supermercado tiene mucha papa, o en el caso de las mermeladas, que el 95% es pulpa de mamón, porque tiene la capacidad de absorber todos los sabores. Le ponés la pulpa, el colorante y parece que es el sabor, pero no es.
Por eso el consumidor vuelca a producir lo que puede o a comprar a los productores. Sueño con que todas las plazas de la provincia sean espacios para que se comercialicen los productos de la chacra.

La ley que prevé una huerta por escuela

En septiembre del año pasado la Cámara de Representantes de la Provincia aprobó a través de una ley VI N°210, el Programa Provincial de Huertas Escolares.
Mediante esa iniciativa, se establece la implementación de huertas en todas las escuelas de gestión pública y privada, primarias y secundarias de Misiones.
El órgano de aplicación es el Ministerio de Educación, que trabaja en conjunto con la Secretaría de Agricultura Familiar.
Entre los objetivos, la normativa detalla: incluir la huerta como recurso pedagógico, implementar talleres sobre horticultura y generar conciencia ambiental promoviendo la agricultura familiar y el derecho a la soberanía alimentaria, entre otros.
Por Nazarena Torrespolitica@elterritorio.com.ar